Plan de vigilancia de las olas de calor

10 junio 2016
Etiquetas:

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el “Plan de Vigilancia y Control de los Efectos de las Olas de Calor», que permanecerá activo hasta el próximo 15 de septiembre. Con esta iniciativa se pretende “reducir los efectos graves para la salud asociados al calor y disminuir la mortalidad de la población vulnerable en caso de un aumento extremo de las temperaturas”,

Ante el aumento de las temperaturas, la ciudadanía dispone de información diaria actualizada a través del Portal de Salud de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid como las predicciones de temperatura para el día en curso y los cuatro siguientes, niveles de riesgo, recomendaciones para protegerse del calor y documentos informativos relacionados con la prevención ante las olas de calor.

El protocolo de la Comunidad de Madrid establece tres niveles de riesgo. Nivel 0 cuando la temperatura prevista para el día en curso y los cuatro siguientes es inferior a 36,6ºC. Nivel 1 (se activa la alerta amarilla) cuando la temperatura prevista en el día o en uno de los cuatro días siguientes está entre 36,6 y 38,6ºC con una duración que no supere los tres días consecutivos. Y Nivel 2 (se activa la alerta roja) cuando la temperatura máxima prevista para el día en curso o alguno de los cuatro siguientes es igual o superior a 38,6ºC al menos en un día, o cuando se prevén al menos durante cuatro días consecutivos temperaturas superiores o iguales a 36,6ºC.

Recomendaciones

  • Beba con frecuencia bastante agua, zumos de frutas, refrescos o bebidas isotónicas (al menos 2 litros diarios) aunque no sienta sed.
  • No abuse de bebidas con alcohol, mucha cafeína o muy azucaradas pues pueden hacerle perder más líquido corporal.
  • Haga comidas ligeras y que ayuden a reponer las sales minerales perdidas con el sudor (gazpachos ligeros, ensaladas frías, verduras, etc.) y evite comidas copiosas y calientes.
  • Protéjase del sol y evite salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • En casas baje las persianas y los toldos de las fachadas expuestas al sol.
  • Permanezca durante el mayor tiempo posible en los lugares más frescos, a la sombra o climatizados y refrésquese siempre que lo necesite.
  • No se esfuerce demasiado cuando esté haciendo mucho calor y no realice deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00 horas).
  • Utilice ropa ligera de colores claros y que deje transpirar, y en el exterior cúbrase la cabeza con un sombrero o gorra.
  • Nunca deje a nadie, sobre todo niños pequeños, ancianos o enfermos crónicos, en un vehículo expuesto al sol en verano.
  • En caso de que esté tomando algún medicamento, o si nota síntomas no habituales o que le hagan preocuparse, consulte a su médico o enfermera en su centro de salud o a su farmacéutico.
  • Si se nota indispuesto por el calor pida ayuda a un pariente o a un vecino. Si no tiene a nadie cercano, llame al 112.
  • Infórmese del estado de salud de las personas vecinas que viven solas y ayúdeles, poniéndoles en contacto con los Servicios Sociales de su localidad o con el 112.
  • El riesgo más grave es el GOLPE DE CALOR pero existen otras situaciones de agotamiento por calor y/o aparición de calambres que requieren también de cuidados de rehidratación. Si tiene una gran sudoración junto con sensación de debilidad o mareo, o si aparecen calambres musculares, dolor de cabeza, náuseas, etc.), debe cesar toda actividad, beber líquidos y refrescar el cuerpo.
  • Y si los síntomas se agravan, consultar con su Centro de Salud o llamar al 112.

Personas especialmente vulnerables

  • Bebes y niños pequeños.
  • Personas mayores que vivan solas, hayan estado ingresadas recientemente o sufran alguna enfermedad o invalidez grave.
  • Personas con enfermedades mentales, cardiovasculares, respiratorias crónicas, renales, diabetes, hipertiroidismo, obesidad mórbida.
  • Personas con determinada medicación.
  • Situaciones de dependencia o invalidez, alcoholismo, mendicidad…
  • Deportistas y trabajadores al aire libre en hora de calor extremo. Se debe evitar en la medida de lo posible realizar ejercicio entre las 12:00 y las 18:00, protegerse con ropa adecuada, usar protección solar y gafas, y beber agua y bebidas isotónicas pare evitar la deshidratación. No debe practicarse deporte cuando la temperatura supera los 30ºC y la humedad es igual o superior al 80% porque en esas condiciones no se elimina correctamente el calor producido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.