1 bastoncillo de los oídos tarda en degradarse 300 años

15 marzo 2018

El Ayuntamiento de Alpedrete realiza una campaña de información sobre algunos objetos cotidianos que pueden ser especialmente perjudiciales para el medio ambiente. Cada mes se sensibiliza sobre un asunto. El primero fue las bolsas de plástico, un objeto que tarda 400 años en degradarse. El segundo capítulo se refiere a los bastoncillos que se usan habitualmente para limpiarse los oídos.

Para ilustrar esta campaña se ha elegido una imagen que ha dado la vuelta al mundo. La captó el fotógrafo estadounidense Justin Hofman. Ante su cámara un caballito de mar en aguas de Indonesia. Al cambiar la marea, explicó el fotógrafo, el caballito de mar quedó rodeado de plásticos, basura y aguas residuales. El caballito se aferró a un bastoncillo de los oídos para luchar contra la corriente.

Ese caballito de mar se ha convertido en un icono. En el caso del Ayuntamiento de Alpedrete para informar de que 1 bastoncillo tarda en degradarse 300 años. “Diez minutos en tus manos y 300 años en la Tierra”.

Además del problema ambiental que pueden suponer cuando los bastoncillos acaban en los cauces de los ríos o en el mar, su uso puede suponer un problema para la salud. Los otorrinolaringólogos recomiendan que no se utilicen por los daños que pueden producir en los tímpanos. Francia tiene previsto prohibirlos a partir del año 2020.

La comisión de Cambio Climático del Congreso de los Diputados aprobó en noviembre de 2016 una proposición no de Ley en la que se instaba al Gobierno que prohibiese el uso, comercialización, importación y exportación de bolsas de plástico de un solo uso. Esa proposición incluía que los bastoncillos estuvieran fabricados en un 50% con sustancias biodegradables procedentes de materias orgánicas desde el 1 de enero de 2018. En 2020 ese porcentaje tendría que elevarse al 60%.

Otros elementos de la campaña de información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.